“tiro por la culata”

            Esta es una socorrida expresión con la cual se quiere significar que una acción ha dado los efectos exactamente contrarios a los esperados por su autor. Tiene un cierto parentesco con <bumerán. El origen de ella, sin duda, es militar. “Culata” es la parte posterior de una arma de fuego larga  —fusil, carabina, escopeta—  que sirve para sujetarla mientras se afina la puntería y se dispara. “Culatazo” es el impacto que sobre el hombro del tirador produce la culata del arma al disparar el proyectil o el golpe que suelen descargar con la culata de su fusil los policías o elementos del orden contra quienes les oponen resistencia.

            Se dice en política que a alguien “le ha salido el tiro por la culata” cuando sus propósitos han sido traicionados por sus actos, o sea cuando estos han producido consecuencias contrarias a las previstas y deseadas por su autor.

 
Correo
Nombre
Comentario