recall

            Significa en castellano revocación. Revocar es anular o derogar algo, dejarlo insubsistente. Esta palabra tiene un sentido jurídico amplio  —particularmente vinculado con el Derecho Civil y el Mercantil—  y uno específicamente político, ligado al Derecho Constitucional.

            Desde esta última perspectiva, el recall es una institución jurídico-política que consiste en la opción que se da a los electores para que puedan, en nueva votación, revocar el mandato político otorgado electoralmente a un magistrado de naturaleza representativa, antes de que cumpla el período para el que fue elegido, cuando consideren que ha incurrido en faltas de capacidad o de probidad en el ejercicio de sus funciones. Donde existe la institución del recall el cuerpo electoral tiene el derecho de elegir pero conserva también el de destituir en las urnas al magistrado elegido. El recall implica el retiro de la confianza depositada en él. Es un mecanismo constitucional para asegurar la >responsabilidad de los gobernantes.

            Ha sido practicado con un cierto éxito especialmente en el período de 1890 a 1920 en algunos de los estados que integran la Unión norteamericana, lo mismo que en Suiza, dentro de la vida municipal. En ambos casos ha servido como medio para que los electores puedan mantener un control efectivo sobre los actos de los elegidos. A fin de evitar abusos, las Constituciones de los estados norteamericanos imponen severas restricciones para el uso de este mecanismo. Usualmente exigen altos porcentajes de adhesión de los electores a la petición de recall como requisito previo para ponerlo a consideración del cuerpo electoral.

            En todo caso, el recall es uno de modos de participación popular en los asuntos del Estado dentro de la forma democrática de organización social.

 
Correo
Nombre
Comentario