”newly industrializing countries” (NIC)

            Esta expresión apareció en Estados Unidos en las postrimerías de los años 70 del siglo XX para referirse a un grupo de países de América Latina y Asia que habían alcanzado procesos exitosos de industrialización y de exportación de productos manufacturados. También se utilizó la expresión “newly industrializing economies” (NIE).

            Tales países fueron, por aquellos años, Argentina, México y Brasil en el área latinoamericana y Corea del Sur, Hong Kong, Taiwán y Singapur en Asia, a los que más tarde se sumaron otros países.

            Sus procesos de industrialización empezaron en la década de los 50 con base en altas tarifas de protección arancelaria, uso de políticas monetarias, impulso a las industrias intensivas en mano de obra, bajos salarios, transferencia tecnológica, atracción de capitales externos, políticas de promoción de exportaciones, subsidios a las actividades exportadoras, desarrollo de la infraestructura económica y aplicación del sistema de >sustitución de importaciones.

            Los países del este asiático fueron los que alcanzaron más rápido crecimiento económico y generaron una importante infraestructura industrial orientada hacia la exportación, con altas tasas de inversión extranjera e innovaciones tecnológicas. Por su agresiva expansión económica se les llamó <dragones asiáticos. Sus gobiernos fuertes  —a veces, incluso, autoritarios—  con sus amplias políticas de intervención en la economía jugaron un papel decisorio en su crecimiento económico. Implantaron una apertura regulada al capital extranjero, el control de la repatriación de capitales, subsidios a determinadas ramas de la producción, un vigoroso proceso de industrialización inducido por el Estado, <conglomerados industriales muy fuertes  —como los keiretsu japoneses o las chaebol coreanas—,  alto proteccionismo para la producción nacional, políticas laborales y controles salariales muy rígidos, señalamiento estatal de las metas de exportación y mercados estructurados, o sea mercados que no se rigen por los sistemas del laissez-faire sino por los objetivos definidos por el Estado.

            En los años 90 los círculos de >Wall Street acuñaron la expresión <mercados emergentes para referirse a los países del tercer mundo que experimentan un proceso de desarrollo económico sostenido y se presentan como mercados atractivos para los países industriales.

 
Correo
Nombre
Comentario