“kolkhoz”

            Palabra rusa que proviene de la contracción de kollktvnoie khoziaistvo, que significan “explotación colectiva”, y que designaba en la extinguida Unión Soviética a las granjas trabajadas comunitariamente por agrupaciones de familias campesinas que compartían los medios de producción y los resultados de su trabajo.

            La tierra pertenecía al Estado, aunque era trabajada a plazo indefinido por las familias campesinas. Los kolkhoz poseían colectivamente todos los medios de producción. El reparto de beneficios se realizaba en dinero y en especie. El trabajo y su remuneración se medía en jornadas de labor de acuerdo con ciertas normas y baremos especiales. La salida del kolkhoz era libre para sus miembros pero en la práctica la movilidad de los kolkhosianos era muy limitada. Los miembros de la granja estaban autorizados para poseer privativamente su vivienda y la hacienda familiar de hasta una hectárea con 1 a 5 vacas, 1 a 3 cerdos, 10 a 40 ovejas, unas cuantas aves de corral y enjambres de avejas.

            Hasta 1958 cada kolkhoz estaba obligado a entregar una parte de los productos al Estado, a un precio inferior al del mercado, y a pagar las deudas por la adquisición de tractores y maquinarias. Otra parte estaba destinada a aumentar las reservas de la propia granja. Otra era vendida a los organismos del Estado, a las cooperativas y al mercado de consumo y con el residuo se pagaba parte de la remuneración de los kolkhosianos por su trabajo, de acuerdo con el número de jornadas cumplidas. En 1958 se introdujeron algunos cambios. Se suprimieron las entregas obligatorias y se reemplazaron por compras del Estado según “precios calculados económicamente”. Se suprimieron también las entregas a las estaciones proveedoras de maquinarias.

            Con los ingresos monetarios que percibía el kolkhoz se pagaba la adquisición de semillas, abonos e insumos para la producción; se retribuía por los servicios técnicos recibidos, se completaba la remuneración de los finqueros y el sobrante se destinaba a la reinversión.

            La empresa era gestionada por un consejo de administración elegido para el plazo de dos años por la asamblea general de su miembros.

            El sistema del kolkhoz surgió en 1922, en el marco de la llamada nueva política económica (novaïa ekonomitcheskaïa politika NEP) implantada desde 1921 a 1928, y se extendió después como parte del proceso de colectivización de la tierra y de liquidación de los >kulaks.

            Nunca fue un sistema eficiente. A pesar de la feracidad de su suelo, la productividad agrícola de la Unión Soviética fue muy baja. La ineficacia de los kolkhoz, sumada a la de los >sovkhoz, hizo de la agricultura uno de los sectores menos dinámicos de la economía soviética.

 
Correo
Nombre
Comentario