john birch society

            Fue una pequeña pero activa organización política ultraderechista norteamericana vinculada al fundamentalismo cristiano, de perfiles anticomunistas, racistas, xenófobos y antiestatales, fundada en Belmont, Massachussetts, por el empresario, político y escritor norteamericano Robert Welch en diciembre de 1958, al frente de un pequeño grupo de profesionales y empresarios privados. El nombre de la organización fue tomado del de un joven misionero cristiano y capitán de las fuerzas armadas norteamericanas que fue fusilado por los comunistas chinos pocos días después de terminada la Segunda Guerra Mundial. Welch lideró el grupo por 26 años, hasta su muerte en 1985. Alcanzó en los años 60 alrededor de 60.000 miembros.

            La JBS sostuvo que los principios judeo-cristianos constituyen la base de la civilización occidental, que la familia es la célula fundamental de la sociedad, que el libre mercado, el capitalismo competitivo y la empresa privada constituyen el mejor sistema económico para elevar el nivel de vida de la gente; que los derechos individuales son un legado de dios y no un regalo de los gobiernos; que la función de éstos debe ser la protección del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad de los individuos. Postuló que, de acuerdo con el más puro “espíritu americano”, debía “restaurarse y preservarse la libertad bajo la Constitución de los Estados Unidos”, establecerse la discriminación racial, impedirse la intervención de los negros en el gobierno federal y formarse un movimiento para restaurar la decencia y la verdad en la vida cotidiana de los norteamericanos.

            Rechazó el impuesto sobre la renta y los sistemas de seguridad social, propugnó la expulsión a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) del territorio norteamericano por estar controlada por los comunistas, presionó por el rompimiento de las relaciones diplomáticas y de toda clase de relaciones con la Unión Soviética, propugnó el retiro de las tropas estadounidenses de Europa occidental y condenó la democracia como forma de organización social.

            En las elecciones de 1964 la John Birch Society apoyó al candidato presidencial ultraconservador Barry Goldwater ya que, en su criterio, desde Dwight Eisenhower para abajo todos eran sospechosos de sufrir influencias comunistas.

            Sin embargo, su poco relevante presencia política fue fugaz y pronto se apagó.

            Simultáneamente con la JBS operaron en Estados Unidos durante la guerra fría, aunque sin mayor influencia, la American Anti-communist Association y el American Comitee for Liberation from Bolshevism que, invocando la Biblia, difundieron mensajes catastrofistas sobre la situación mundial. Las actividades de estos grupos se articularon con las campañas racistas en que emprendieron en ese momento los congresistas George Wallace y David Duke contra las medidas gubernativas de antisegregación de los negros.

 
Correo
Nombre
Comentario