indexación

            Es un término económico, derivado del neologismo inglés indexation, que significa vincular una obligación monetaria de cualquier clase al índice general de precios o al precio de un factor determinado de la economía, de modo que se establece una proporcionalidad forzosa entre el nivel de precios o ese factor y el cumplimiento de tal obligación. Si los precios suben, suben automáticamente los términos en que ella debe cumplirse.

            La técnica de la indexación responde a la necesidad o conveniencia de proteger a los tenedores de un capital o a los acreedores de una renta contra los efectos de la erosión monetaria ocasionada por la inflación.

            En otras palabras, la idea es contrarrestar los efectos de la inflación sobre las obligaciones monetarias, de modo que el deudor no se vea favorecido al pagar su obligación con una moneda de menor valor adquisitivo ni el acreedor perjudicado al recibir una moneda devaluada.

            Sin embargo, en la práctica, cuando la indexación se aplica a los salarios y a otras rentas o capitales, se convierte en un factor inflacionario porque empuja los precios. En tales casos se produce un efecto recíproco: los salarios suben por el alza de los precios y éstos aumentan por el incremento de los salarios. Lo cual desata una carrera entre ambos, que alimenta la inflación. Las llamadas escalas móviles de salarios tienen ese problema y su aplicación automática desata con frecuencia la espiral precios-salarios.

            Originalmente la palabra indexación, proveniente del latín index, significó fomar una lista ordenada de nombres o un catálogo de autores o materias dispuestos alfabética o cronológicamente. Se puede usar también el término indización. Más tarde, sin embargo, la palabra adquirió, en el marco de las ciencias económicas, la significación a la que me he referido.

            La indexación o indización se aplica generalmente al pago de intereses de un capital, a los contratos de ejecución de obras, a los de suministro de bienes o prestación de servicios, a los salarios y a otras rentas, pero nunca está exenta del riesgo de la >inflación.

 
Correo
Nombre
Comentario