eclecticismo

          Es una actitud filosófica que consiste en combinar teorías y opiniones distintas o contrarias para definir una posición moderada. La palabra viene del griego y significa escoger. Dícese que un pensamiento es ecléctico cuando toma partes de planteamientos en conflicto y las aúna en una proposición equidistante. Parece que su origen está en la escuela filosófica de Alejandría, fundada en los primeros siglos después de la era cristiana, que buscó la verdad en la selección de los planteamientos de diversas teorías.

          El eclecticismo consiste en desechar los elementos extremos de varias teorías y, con los que considera válidos, elaborar una posición intermedia. Según el filósofo francés Víctor Cousin (1792-1867), el sentido común debe servir a cada persona como criterio para escoger lo que hay de verdadero y de falso en cada sistema.

          No obstante, la palabra eclecticismo puede ser, en filosofía, un método de razonamiento o una escuela filosófica. Como método, es la técnica de la conciliación de opiniones contrapuestas. Como filosofía, postula el principio de que la verdad no está en las teorías exclusivistas sino en el justo medio.

          El eclecticismo en política es también la tendencia a prescindir de los planteamientos extremos, la moderación de juicio, la búsqueda de caminos intermedios y la conciliación de afirmaciones contrarias. El término fue usado despectivamente por los marxistas para denotar “tibieza” de convicciones y falta de vocación revolucionaria. Para ellos el ecléctico era un revisionista. Igual cosa ocurrió con todos los radicalismos de Derecha: el eclecticismo fue satanizado como una postura vacilante, indefinida y carente de compromiso.

 
Correo
Nombre
Comentario