continuismo

          Se denomina con esta palabra a la prolongación de sistemas o estilos políticos o económicos de un gobierno en otro que lo sucede. Generalmente la palabra tiene una connotación peyorativa porque significa la extensión en el tiempo de un orden de cosas negativo. Se refiere a la continuación de los errores, abusos, deshonestidad o ineptitud del régimen político precedente. Indica también  —y esta es otra de las connotaciones negativas del término—  la falta de cambio o renovación en los sistemas políticos.

          Se habla de continuismo cuando a un gobierno sucede otro de la misma tendencia ideológica o partido, de modo que sus características son similares. Usualmente los opositores son quienes impugnan el continuismo durante las campañas electorales para estimular los deseos de cambio en los electores y aprovecharse de ellos. El continuismo contradice el llamado efecto péndulo o ley del péndulo que con frecuencia impone el ritmo y la alternación a los procesos políticos y electorales, favoreciendo en las elecciones a los partidos rivales de los que actualmente están en el poder.

          En más de un caso los alzamientos revolucionarios se han debido a los intentos de los gobiernos de imponer un continuismo. Ese fue el caso del régimen de Porfirio Díaz en México a principios del siglo XX, que se alargó por siete períodos y tres décadas. Tomó el poder en 1876, después de un golpe de Estado contra Lerdo de Tejada, y se mantuvo en él hasta que Francisco Indalecio Madero, un joven hacendado de Coahuila, encabezó en 1910 un movimiento contra el continuismo que un año después obligó al autócrata a renunciar. El general Díaz se hizo reelegir por séptima vez el 26 de junio de 1910, en “elecciones libres”, mientras su principal contrincante, que era el propio Francisco I. Madero, permanecía en la cárcel por orden suya. La lucha contra el continuismo del caudillo mexicano derivó en la revolución. El pueblo mexicano levantó la bandera de la no reelección y, cuando fue reprimido y sus líderes perseguidos, se alzó en armas contra el régimen porfirista y dio comienzo a la Revolución Mexicana.

 
Correo
Nombre
Comentario