chovinismo

          Es el nacionalismo extremo y delirante que, en su desmedido afán de afirmar los valores vernáculos, niega todos los que asisten a otros pueblos y naciones.

          Es la exacerbación de los sentimientos nacionales.

          La  palabra  francesa  chauvinisme  —de la que viene chovinismo en castellano—  se deriva del nombre  del  soldado  francés  Nicholás Chauvín, aguerrido combatiente en las guerras napoleónicas, de fanática lealtad al Emperador, cuya conducta fue caracterizada y divulgada en la comedia "La Cocarde Tricolore, épisode de la guerra d'Alger" de los hermanos franceses Théodore e Hippolyte Cogniard (1831). Y el término chauvinisme  —en castellano: chovinismo—  se difundió por el mundo y sirve para designar un nacionalismo ingenuo, aberrante e irreflexivo, que exalta desmesuradamente lo nacional frente a lo extranjero.

          Chovinista es quien profesa el chovinismo o lo practica.

          Por cierto que todos los pueblos, sean grandes o pequeños, avanzados o atrasados, tienen la tendencia a considerarse el centro del universo: desde los ingleses que siempre han compadecido a los demás porque su dios no les hizo nacer ingleses y los franceses que están convencidos de que los extranjeros jamás alcanzarán la perfección de la civilización francesa, hasta los indios amazónicos de Brasil que consideran que la única vida digna de ser vivida es la de sus tribus. Pero cuando este etnocentrismo rebasa los límites normales se habla de chovinismo.

          En el tercer mundo se producen, con mucha frecuencia, brotes chovinistas en su relación con los Estados Unidos de Norteamérica. Resulta muy difícil encontrar gente que trate el tema norteamericano con objetividad y sin perder la calma. Lo usual es la actitud visceral: sea en favor o en contra del imperio, pero siempre visceral. El balance no existe. Se olvida la visión dialéctica de las cosas. Y es muy difícil, en este tema, establecer hasta dónde llega el nacionalismo y desde dónde comienza el complejo de inferioridad, que conduce a unos a la obsecuencia regimentada y a otros a la irritabilidad.

          En el habla inglesa chovinismo tiene una significación adicional relacionada con machismo y feminismo. Se dice de la irracional exaltación de las virtudes de uno u otro sexo, con cierto dejo de hostilidad entre ellos, de modo que la relación igualitaria no es admitida como posible. En consecuencia, son chovinistas tantos los machistas como las feministas radicales.

         

 
Correo
Nombre
Comentario