actividad primaria

          Según la clasificación del economista australiano Colin G. Clark, que se ha vuelto clásica, las actividades económicas se dividen en primarias, secundarias y terciarias. Dentro de esta tipología, las actividades primarias son las que se dedican a la agricultura, la explotación forestal, la extracción minera, la ganadería, la caza y la pesca, a fin de obtener de ellas los productos básicos para el consumo directo o las materias primas para la industria.

          Estas actividades económicas son relativamente simples y tienen un pequeño >valor agregado como consecuencia de esa simplicidad en su proceso de producción. Una de sus características principales  —y un punto de diferencia básico con la industria—  es la proximidad a las fuentes de los recursos naturales: la agricultura, la ganadería, la explotación forestal, la minería, la pesca y la caza se realizan en el lugar mismo en que se extraen los productos.

          Vista la cuestión históricamente, estas tres actividades no son excluyentes entre sí sino complementarias y representan distintas fases del desarrollo económico. Todos los países empezaron por tener a las actividades primarias como el eje de su economía y de allí pasaron sucesivamente a la fase secundaria a partir de la primera revolución industrial y a la fase terciaria con la segunda revolución industrial, esto es, la revolución electrónica de nuestros días, pero naturalmente sin abandonar las actividades anteriores sino, al contrario, aplicando a ellas cada vez mejores y más sofisticadas tecnologías.

          La tipología de los países en función de su desarrollo económico se ha formulado con arreglo a la actividad económica predominante en la composición de su producto interno bruto. Aquellos que se dedican principalmente a actividades primarias son los países subdesarrollados y los que tienen como base de su economía las actividades secundarias y terciarias son los países desarrollados.

 
Correo
Nombre
Comentario